Papas de coños y el entierro del sabor

por Sábado, Mayo 7, 2011

Me siento afortunada de ser capaz de encontrar aún las patatas tan bien como se ve en esta imagen. Patatas vendieron aún con la tierra de arriba, turgente, Sode, la temporada. Patatas sucias, todavía tienen en el lugar desde el que vinieron, la tierra precisamente. Nada que ver con patatas o abarrotes supermercado muchas tiendas de lujo hasta. Patatas son todos casi del mismo tamaño, todo bien pulido, impecables como si fueran a salir de una Instituto de belleza, tan perfecto parece “silicona”. Patatas de coños, En pocas palabras, Bejeweled para señoras que no quieren ensuciarse las manos para limpiarlos antes de pelar y para este compromiso en todo lo demás. La tradición, en el territorio, poesía.

Y no es un problema que sólo afecta a los papas. Todas las frutas y verduras fue, Cómo decir, aprobado. El calabacín una vez tenía cáscara peluda, Ahora ya no. No se dan cuenta? Y cuando pones agua en la red, Además de la berenjena. Los ahora, Belle e imposible de lo que son falsos, agua no hacerlo aunque orar de rodillas.

Tomates? Aparte de los de mi jardín y los que compran al tendero acanalado siciliano cerca de mi casa (o cuando un agricultor de doc de Bergamo en Bérgamo), su jugo se han olvidado en algún lugar. Y ogle de contador de exhibición del supermercado pidiendo darle gusto a favor de la apuesta.

La lista es larga (¿Qué pasa con duraznos, melones, sandías, naranjas etc.?) el problema es una. Porque para la rápida y la comodidad nos hemos sacrificado los productos verdaderos de la tierra?

Me temo que esto es una guerra perdida, pero estoy seguro que seguirán existiendo, al menos las dos realidades: las patatas (Aquí el símbolo de toda su categoría verduras, sino también de la fruta) de coños y de las mujeres reales. Si fuera el último en extinguirse, Con seguridad podemos celebrar el funeral de gusto.

0

Aún no hay comentarios.

Qué te parece?

Su dirección de email no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *